El golpe contrapared es un recurso del juego que muchas veces nos vemos obligados a utilizar, pero eso no lo hace necesariamente una buena opción. Los que se inician en el mundo del pádel lo emplean con mucha frecuencia, pero, a medida que van adquiriendo destreza, lo normal es recurrir a él lo mínimo posible. Aunque te puede ayudar a salvar un punto, también conlleva un alto riesgo.

¿Qué es el golpe contrapared?

El golpe contrapared en pádel es aquel que se efectúa entre la línea de saque y el cristal de fondo. Su peculiaridad es que, como su propio nombre indica, se realiza contra la pared, en lugar de en dirección al campo rival. Por lo tanto, es después de rebotar en esta cuando alcanza el lado contrario de la cancha.

Has de saber que, por mucha fuerza que apliquemos a las palas de pádel, como la bola no es lanzada directamente, la potencia con la que llegará al lado contrario siempre será menor. Este aspecto convierte al golpe contrapared en una ayuda que te permite superar situaciones complicadas, pero siempre a costa de otorgarle cierta ventaja al oponente.

¿Cuándo lo usamos?

Se ha de utilizar cuando no nos queda otro remedio, es decir, cuando la bola ha llegado a nuestras espaldas y ya no tenemos opción de golpearla hacia delante. Se trata, pues, de una solución eminentemente defensiva que nos puede servir para salvar un punto en una situación complicada.

¿Cuáles son sus desventajas?

En primer lugar, dada la distancia a la que el jugador se encuentra de la red cuando lo realiza, no es seguro que consiga sobrepasarla, y, si lo logra, difícilmente habrá podido controlar la dirección que tome la bola tras rebotar contra el cristal.

Por otra parte, lo normal al emplear este recurso es que la bola llegue haciendo un globo al campo contrario. Cuando esto ocurre, le ofrecemos al rival una oportunidad inmejorable para devolverla con un remate y llevarse el punto de forma sencilla.

Ventajas e inconvenientes del uso del golpe contrapared en pádel
Buita y su pala de pádel SHOOTER PADEL STR-1. Foto de Wintym

Consejos para hacer este golpe

Has de golpear la bola sin mucha fuerza desde debajo de la rodilla,  siempre de abajo hacia arriba y colocando la pala de pádel ligeramente hacia atrás. Se inicia en la piernas y se acompaña con todo el cuerpo. Si golpeamos la bola en plano, hacia abajo o con demasiada fuerza, no cogerá altura y será imposible que llegue a la cancha rival. Incluso puede golpearnos a nosotros mismos.

Cuando observes a jugadores profesionales, te darás cuenta de que no usan este golpe con demasiada frecuencia. A menos que no tengan otra alternativa, siempre elegirán alternativas que les permitan colocarse en situación de dominio. Sin embargo, en el deporte amateur es un recurso habitual, tan válido como cualquier otro para disfrutar del juego.

Utiliza el golpe contrapared siempre que te haga falta porque, ante todo, lo que importa es salvar el punto. La destreza llegará con la práctica. Si buscas palas de pádel profesionales, echa un vistazo a nuestro catálogo. ¡Nuestros modelos te encantarán!

Shooter Padel

Descubre las mejores noticias sobre el mundo del padel, reviews de palas de padel Shooter, consejos sobre tu equipamiento de padel,...todo redactado por los mejores expertos en el sector del padel.

Deja un comentario